Consulta TIPNIS: Informes de la Comisión Verificadora

mujer escuchandoMarzo de 2013

La Comisión Verificadora sobre la "Consulta" en el TIPNIS ha presentado dos informes: Uno de la APDHB - FIDH y otro de la iglesia católica-Caritas. Ambos informes se comlementan y comparten el análisis de que el gobierno ha cometido violaciones en el proceso de la "consulta" y apuntan a DESCONOCER los resultados de  la "Consulta" del gobierno. Conozca ambos informes. 

- Informe: Iglesia-Caritas, 81 páginas.

- Informe:  APDHB - FIDH  (Resumen), 16 páginas.

- Informe: APDH - FIDH (Informe inextenso), 28 páginas.


 

La siguiente nota periodóstica fue publicada en Página Siete de La Paz y resume ambos informes:

 Tipnis. Consulta fue prebendal; desvirtúan informe oficial y revelan que 30 de 36 comunidades rechazan vía

La Iglesia y la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia revelan que la consulta impulsada por el gobierno de Evo Morales se hizo bajo presión y con prebendas. Presentaron informe tras verificación in situ. En tanto el gobiernista MAS alista derogación de ley que protege el Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Un informe dice que la consulta fue prebendal y no de buena fe

TIPNIS. Ambas entidades visitaron 36 comunidades, de las cuales aseguran que 30 rechazaron que la vía Villa Tunari-San Ignacio de Moxos pase por el corazón de la reserva.

 (vargas recibiendo informeFernando Vargas (izq) recibe el informe de la Iglesia y DDHH)

Un informe preliminar de la comisión interinstitucional de la Iglesia Católica y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) establece que la consulta para construir una carretera por el TIPNIS no fue libre ni de buena fe, no se ajustó a los estándares de consulta previa y se la realizó con prebendas.

La comisión visitó 36 comunidades y un centro de gestión (aldea que concentra a varias comunidades) desde el 29 de noviembre al 13 de diciembre, donde constató que el proceso de consulta del Gobierno “no se ha ajustado a los estándares de consulta previa, conforme lo establecen las normas nacionales e internacionales”.

“La consulta fue precedida y acompañada por regalos, prebendas y promesas de desarrollo y servicios que condicionaron los criterios de ‘libre’ y ‘buena fe’; no se han respetado normas y procedimientos propios; no se cumplió la condición de ‘informada’, porque no se les presentó estudios sobre los impactos ambientales, sociales, económicos y culturales de la construcción de una vía por medio del TIPNIS”, señala el informe.

El documento fue leído en la Conferencia Episcopal Boliviana por el obispo de la Diócesis de El Alto y presidente de la Pastoral Social Cáritas Bolivia, monseñor Jesús Juárez, y la presidenta de la APDHB, Yolanda Herrera, con la presencia de la dirigencia indígena de tierras bajas, entre ellos Fernando Vargas, Bertha Bejarano, Nazareth Flores, Emilio Noza, quienes al finalizar el acto recibieron una copia del informe.

El resumen especifica que 30 de las 36 comunidades visitadas expresaron su rechazo a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por medio del TIPNIS, a la que “históricamente” se opusieron los pueblos indígenas desde la década de 1990 y como lo manifestaron en la VIII y IX marcha.

Este informe se suma a la que publicó la semana pasada el defensor del Pueblo, que estableció que la consulta gubernamental se realizó “de manera unilateral, desde una perspectiva “autoritaria y colonialista”.

Según el Gobierno, un 80% de las 57 comunidades consultadas está de acuerdo con la construcción de una vía por el TIPNIS.

El Tribunal Supremo Electoral que acompañó el proceso de la consulta también alista su informe, según dijo el director del SIFDE, Juan Carlos Pinto. (Este documento podría ser entregado hasta el viernes).

“Es lo que siempre denunciamos”

El presidente de la Subcentral TIPNIS, Fernando Vargas, afirmó que las conclusiones del informe de la comisión interinstitucional de la Iglesia Católica y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia sobre la consulta son argumentos que ya fueron denunciados en reiteradas ocasiones mientras se realizaba el proceso.

“Lo que ha verificado esta comisión es lo que siempre hemos denunciado; es decir, el hostigamiento, los regalos, las prebendas, las promesas, la mala información. No ha existido buena fe ni la libre determinación. Siempre lo manifestamos como dirigentes y eso es lo que se ha verificado ahora”, declaró luego de la presentación oficial del informe.

Dijo que será el pueblo boliviano el que tiene que conocer esta información y evaluarla por su cuenta, ya que “en algún momento tiene que descubrirse la verdad y la verdad es la que estamos exigiendo de parte de las organizaciones de pueblos indígenas”.

Sostuvo además que el informe será utilizado como elemento de prueba en las acciones internacionales que iniciará la dirigencia indígena.

Emilio Noza, presidente de la Subcentral Sécure, manifestó por su parte que este informe testimonió que la actitud del Gobierno siempre fue de mentira hacia todo el país.

“Siempre hemos dicho que la consulta es inconstitucional y ahora eso se confirma”, manifestó.

Conclusiones de Iglesia Católica y DDHH

1. El proceso de “consulta” del Gobierno no se ha ajustado a los estándares de consulta previa, conforme lo establecen las normas nacionales e internacionales.

2. La consulta del Gobierno fue precedida y acompañada por regalos, prebendas y promesas de desarrollo y servicios que condicionaron los criterios de “libre” y “buena fe”.

3. No se han respetado las normas y procedimientos propios de las comunidades y pueblos indígenas del TIPNIS.

4. La consulta giró en torno a la disyuntiva “intangibilidad o desarrollo”, presentando la intangibilidad como la imposibilidad de utilizar cualquier recurso natural del TIPNIS para la subsistencia de las familias indígenas.

5. Tampoco se cumplió la condición de “informada”, porque no se les presentó estudios sobre los impactos ambientales, sociales, económicos y culturales de la construcción de una carretera por medio del TIPNIS.

6. La mayoría de las comunidades visitadas rechaza la construcción de la vía Villa Tunari -San Ignacio de Moxos por medio del TIPNIS, a la que históricamente se opusieron desde los 90 y como lo manifestaron en la VIII y IX Marcha Indígena. 30 de 36 comunidades rechazan vía por Tipnis

7. La Iglesia y la Asamblea de Derechos Humanos revelan que la consulta se hizo bajo presión y con prebendas e intimidaciones.

El informe de la Iglesia Católica y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb), elaborado con base en la visita a 36 comunidades, de las cuales 30 rechazaron la construcción de la carretera, desvirtúa los datos del Gobierno.

El Ejecutivo dijo que el 83 por ciento de las comunidades consultadas rechazó la intangibilidad y el 80 por ciento aprobó la construcción de la vía.

La Iglesia, la Apdhb y la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) conformaron, a pedido de los indígenas, una comisión para verificar las denuncias sobre la consulta impulsada por el Gobierno.

El ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, consideró política la verificación de la comisión. Ayer, en la misma línea, la presidenta de la Cámara de Senadores, Gabriela Montaño (MAS), calificó de “parcial e interesado” el informe sobre la consulta presentado ayer por la Apdhb y la Iglesia Católica. Argumentó que ellos no han estado en el proceso de consulta, y simplemente efectuaron una visita a algunas comunidades.

“Hubiese sido beneficioso para todo el país que ellos hubieran acompañado todo el proceso de consulta y tuvieran la solvencia para poder dar información integral al país, pero no lo han hecho de esa manera, por lo tanto el informe que ellos dan es absolutamente parcial e interesado”, expresó Montaño.

Anticipó la derogación parcial de la Ley 180 (que declaró al Tipnis intangible) una vez que el Ejecutivo oficialice los resultados de la consulta. Esa reforma permitirá la construcción de la carretera a través del territorio indígena.

Irregularidades

De acuerdo al informe de Derechos Humanos, presentado ayer, 30 de las 36 comunidades visitadas no quieren la carretera, tres sí la aceptaron y las otras tres condicionaron su construcción a estudios y cambios de ruta. “Eso es lo que nosotros hemos levantado de información de las propias comunidades a las que hemos visitado, no se han apegado a toda la verdad que estaba dicha (…) hemos visto que en algunos casos han hecho algunas insistencias, iban dos veces, tres veces, hasta lograr que les acepten en la reunión”, manifestó Herrera.

Según el informe, el objetivo de la comisión fue “verificar en el terreno”, si el proceso promovido por el Gobierno “se realizó de acuerdo a los estándares” y procedimiento establecidos en normas nacionales e internacionales para hacer la consulta, y el mismo protocolo, es decir que sea informada, libre, previa, concertada y de buena fe.

“Los testimonios recogidos dan cuenta que todas las reuniones promovidas por el Gobierno, denominadas como ‘consulta’, fueron motivadas por la entrega de obsequios a la comunidad, oferta de proyectos de desarrollo, mejoras en salud y educación, presión y condicionamiento que derivaron en intimidaciones y en algunos casos, en represalias”, señala el reporte.

Agrega que en otros casos, la comunidad fue obligada a participar por su autoridad, bajo la represalia de la suspensión de los servicios de salud prestados por médicos.

Exigen al Gobierno la verdad

“Exigimos la verdad de parte del Gobierno sobre la consulta, lo que se ha mostrado ahora (este informe). Será el pueblo boliviano el que juzgue”, manifestó el presidente de la Subcentral del Tipnis, Fernando Vargas, luego de escuchar y recibir el informe de la comisión de derechos humanos sobre su visita a las comunidades indígenas para verificar la consulta realizada por el Gobierno.

Vargas, quien estaba acompañado de otros dirigentes indígenas, anunció que la resistencia a la construcción de la carretera por el medio de su territorio continuará.

Anunció que el reporte de la comisión, junto con todos los testimonios documentados, serán presentados ante instancias internacionales, junto a la denuncia de la vulneración de los derechos de los pueblos del Tipnis.

Reiteró que esa consulta se la realizó con engaños, las brigadas prometieron obras y no se les preguntó si estaban de acuerdo con la construcción de una carretera por el medio de su territorio.

“Les han chantajeado con el tema de la intangibilidad, les han dicho que no podían tocar absolutamente nada y si aceptaban los proyectos, se tenía que obligatoriamente anular la ley (180), que es la espina en el zapato del Gobierno”, señaló el dirigente.

Según el reporte de la Comisión integrada por la Iglesia y la Asamblea de Derechos Humanos, los comunarios en sus testimonios confirmaron que expresaron su rechazo a la intangibilidad con las características extremas que el Gobierno les expuso, como sinónimo de intocable, por lo que ni siquiera iban a poder recoger leña para cocinar y tampoco pescar para poder alimentarse.

De las 36 comunidades visitadas por la comisión, confirmaron que en 18 se realizaron reuniones comunales que el Gobierno considera como consulta y, en 17, no hubo dichas reuniones.

La presidenta de la Cámara de Senadores, Gabriela Montaño (MAS), sostuvo ayer que la Ley 180 de protección del TIPNIS será derogada si los resultados de la consulta así lo sugieren.

“Cuando nosotros (como Cámara de Senadores) recibamos la información de manera directa del Órgano Ejecutivo con los resultados de la consulta y (conozcamos) cuál ha sido el acuerdo al que se ha arribado, nosotros procederemos a lo que corresponda. Si corresponde una derogación parcial de la Ley 180, así procederemos”, señaló la legisladora, según la red ERBOL.

Notas relacionadas:

TIPNIS: Resultados “(post)consulta” justifican continuidad de Resistencia

Primer informe de la Comisión Verificadora (Diciembre de 2012)

Consulta TIPNIS: Comunicado Público de la APDHB