TIPNIS: Enfrentamientos entre indígenas y colonizadores

ARBOLEn medio de tantos árboles, necesitamos ver el "Bosque" del TIPNIS, amenazado por una nueva avalancha de agresiones contra los indígenas que rechazan la construcción de una carretera por medio de este parque, considerado el más  rico en biodiversidad en América Latina.

La RESISTENCIA continúa y se aplica la "justicia comunitaria", mientras el gobierno sufre otro revés y arma nuevas estrategias para construir "si o si" la carretera.

  • Escuche  un resumen de los últimos hechos de enfrentamientos en el Parque Isiboro Securé, en momentos en que centenares de indígenas en "resistencia" buscan obstaculizar una reunión de "corregidores"  falsos del TIPNIS, organizada por el cacique Gumercindo Pradel, dirigente del CONISUR. (Hacer clik en el reproductor)

Parte 1: {play}/audio/tipnis_enfrentamientos_40.mp3{/play} 

(del programa radial "Información de Gente para la Gente" del 23 de junio de 2013 - 7 minutos)

Parte 2: {play}/audio/20130630_justiciacomunitaria_caciquePradel.mp3{/play}

(del programa radial "Información de Gente para la Gente" del 30 de junio de 2013 - 15 minutos)

 

resistencia

Mientras tanto los acontecimientos están en pleno proceso (25 de junio de 2013)

enfrentamientos

  • “Tememos lo peor, que se origine un enfrentamiento con bajas organizado por el Gobierno”, dijo el dirigente Tacóo.
  • Confirman la instalación de un cerco de sectores afines al gobierno en Gundonovia para impedir que el presidente de la subcentral Tipnis, Fernando Vargas, retorne.
  • Fiscalía investiga la agresión que sufrió Gumercindo Pradel, cacique mayor del oficialista Conisur.
  • El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez, advirtió que afiliados a la subcentral Tipnis, liderada por Fernando Vargas, intentarán retomar la población de Gundonovia donde afines al Gobierno lo esperan parapetados, Mientras la presidenta de la otra fracción del Cidob, Melva Hurtado denunció traslado de al menos 200 personas a Gundonovia al Tipnis y temía enfrentamientos.
  • El Mallku de la organización indígena, Fidel Condori, dijo que el CONAMAQ apoya a la mayoría de los pobladores del Isiboro Sécure, que están en contra del proyecto vial, por lo que aseguró que volverán a la defensa de la TCO. “El gobierno ha dividido a los hermanos del TIPNIS. Lo que ha pasado en el TIPNIS es una provocación de gente como el Gumercindo Pradel que nada tienen que hacer ahí”

Recomendamos revisar los boletines del Equipo de Comunicación Indígena Originario, que en forma responsable nos ofrece una cronología detallada de los enfrentamientos entre indígenas y colonizadores:


TIPNIS: Gumercindo Pradel fue sometido a la Justicia Comunitaria

(Equipo de Comunicación Indígena Originario- 21 de junio 2013)

gumercindoEl cacique del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Gumercindo Pradel, se sometió a la Justicia comunitaria de los corregidores del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), reunidos en Cabildo. Fue amonestado públicamente por prestarse a las manipulaciones del Gobierno nacional, empeñado en destruir el área protegida para construir la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. Como castigo, Pradel recibió algunos chicotazos. Luego firmó un Acta de Compromiso según la cual nunca más volverá a meterse en el Territorio Comunitario de Origen (TCO) para accionar contra las subcentrales indígenas locales.

El área de influencia del Conisur está afuera de la TCO TIPNIS, en la zona colonizada. No obstante, esta organización junto al Movimiento Al Socialismo (MAS) tramaron un “encuentro de corregidores” en la comunidad de San Pablo del Isiboro, perteneciente a la Subcentral TIPNIS, presidida por Fernando Vargas. El objetivo de la reunión era desconocer a 15 dirigentes indígenas que participaron de la Octava y de la Novena Marcha Indígena Originaria, para evitar la construcción de la carretera que solamente beneficiaría a capitales de Brasil y de Chile, entre otros.

El falso encuentro de corregidores tendría que haber empezado el lunes pasado para concluir el jueves. Los organizadores incluso aseguraron que estaría el presidente Evo Morales para el cierre. Pero desde el domingo último, en San Pablo están Fernando Vargas, Emilio Noza (presidente de la Subcentral Sécure) y 360 indígenas de los pueblos Chimán, Yuracaré y Mojeño. Con su presencia evitaron el inicio de la reunión masista, apoyada por el aparato del Estado plurinacional, el cual se malgasta para dividir a las organizaciones, comunidades y familias del territorio.

“Lo que ha salido en Canal 7 (Bolivia TV, del Gobierno) es muy falso. Dicen que hubo un enfrentamiento entre indígenas, pero no ha sucedido eso. Solamente lo agarraron a Gumercindo Pradel y lo encabildaron. Lo amonestaron los corregidores del TIPNIS, porque no está en su jurisdicción del Conisur, que es de Cochabamba. Quería hacer un encuentro de corregidores dentro del TIPNIS, por encima de las autoridades de las subcentrales indígenas del territorio”, explicó Dionisio Puma Mosúa, secretario de Salud y Educación de la Subcentral Sécure.

“A Gumercindo Pradel lo han castigado según usos y costumbres de los pueblos indígenas. Luego, firmó un Acta de Compromiso para no volver a interferir en la vida orgánica de las subcentrales legítimamente constituidas del territorio”, agregó Puma. También aclaró que Adolfo Chávez, presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), no estaba en el lugar donde fue juzgado Pradel. Según la organización, estuvo durante todo el día en la ciudad beniana de Riberalta.

Los medios de comunicación manejados por el Gobierno fueron los únicos en informar confusamente sobre presuntos enfrentamientos en el TIPNIS. De algunos testimonios tomados a masistas, se sobreentiende que buscarán juzgar a Fernando Vargas y a quienes lo acompañan en los mecanismos de la Justicia ordinaria, cuyos hilos evidentemente se manejan desde el Palacio Quemado.

Luego de que el encuentro de corregidores chuto fuera desbaratado, Vargas y quienes están con él trataron de llegar hasta la ciudad de Trinidad. Pero aún no lo lograron, porque en la comunidad de Gundonovia –por donde tendrían que pasar inevitablemente- hay un grupo de militares más un grupo de indígenas que obedecen a Carlos Fabricano, pseudopresidente de la Subcentral Sécure.

“En Gundonovia, la gente de Fabricano ha trancado el río con alambres. Allí, 40 chimanes y los militares esperan a los dirigentes del TIPNIS y del Sécure para secuestrarlos y llevarlos presos a Trinidad. Ahora, en las comunidades del territorio se está reuniendo más gente para ir a Gundonovia y defender a las dirigencias legítimas de las subcentrales TIPNIS y Sécure”, informó Puma.

Comentó que el grupo de Fernando Vargas y Emilio Noza está con pocos alimentos y poco combustible, porque hace casi una semana están en el territorio para evitar el inicio del encuentro contrahecho.

“Como el Gobierno no logró su objetivo de desconocer a los dirigentes que defienden al TIPNIS, ahora va a trabajar para agravar las cosas. Pero no lo va a lograr porque las comunidades no lo van a permitir”, aseguró.


TIPNIS: “El Gobierno quiere apresarnos por ejercer nuestro derecho a la Justicia comunitaria”

(Equipo de Comunicación Indígena Originario - 24 de junio 2013))


indigenas tipnisEl ministro de Gobierno, Carlos Romero, indicó que el Ministerio Público investigará las presuntas agresiones otorgadas por corregidores del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) a Gumercindo Pradel, cacique del Consejo Indígena del Sur (Conisur). Sin entrar en detalles, comentó que los fiscales podrían actuar en el territorio acompañados por policías para detener a las y los acusados, seleccionados por su vehemencia en la defensa del TIPNIS ante la eventual construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

El “encuentro de corregidores” falso y mal organizado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) nunca comenzó. Su finalidad era crear un dirigencia paralela a la de Fernando Vargas, presidente de la Subcentral TIPNIS. Ahora que el Gobierno nacional tiene una excusa para detener a Vargas, no perdería la oportunidad de allanarse el camino e imponer una dirigencia en el territorio que se deje manosear por el oficialismo.

En la tarde del lunes, Fernando Vargas, Emilio Noza (presidente de la Subcentral Sécure) y cien indígenas del TIPNIS llegaron a la comunidad de Gundonovia, donde desde hace una semana están acantonados militares, Carlos Fabricano (falso presidente de la Subcentral Sécure) y 40 hermanos chimanes del río Sécure Alto, que habrían sido llevados allí mediante engaños.

“No hay intención de confrontar”, indicaron al bajarse de los botes Vargas y Noza, dirigentes legítimos de las dos únicas subcentrales indígenas del territorio. Venían de San Pablo del Isiboro, donde la semana pasada evitaron la realización de un “encuentro de corregidores” convocado por ¿quién sabe? Pero no por las dirigencias orgánicas de las subcentrales TIPNIS y Sécure.

Además de frustrar esa reunión hecha para contentar al presidente Evo Morales –principal patrocinador de la carretera y de la consiguiente destrucción de este territorio- las subcentrales sometieron a la Justicia comunitaria a Gumercindo Pradel, líder de una organización indígena-colonizadora ajena al Territorio Comunitario de Origen (TCO) TIPNIS. Por inmiscuirse en asuntos orgánicos que no le competen, Pradel se hizo acreedor de algunos chicotazos (dos, según testigos). El dirigente sumiso al masismo se fue de San Pablo caminando sanamente, como lo muestran fotos y filmaciones que se encuentran en YouTube. Una vez llegado a Chimoré, se hizo hospitalizar por unas supuestas heridas.

Si tales lastimaduras existieran, el Gobierno nacional ya se hubiera encargado de difundirlas día y noche a través de los múltiples medios de comunicación que posee. Pero las únicas imágenes que mostró el diario gubernamental El Cambio pertenecen al fotoperiodista paceño Samy Schwartz, “el gringo” mencionado por la gente del MAS como presunto agresor. Si Schwartz realmente se habría dedicado a flagelar indígenas en ese momento, no podría haber captado material periodístico de tanta calidad, ahora utilizado por ambos bandos en conflicto.

“Hemos llegado a las tres de la tarde a Gundonovia. Ahora estamos en Cabildo Indigenal. Esperamos durante una hora la llegada de Pedro Vare (presidente de la Central de Pueblos Indígenas de Beni gubernamental) y de Carlos Fabricano. Pero como no llegaron, mandamos a un grupo de corregidores a llamarlos”, comentó telefónicamente Emilio Noza, presidente de la Subcentral Sécure.

Cuando se encontraron en Gundonovia, los indígenas afines al Gobierno nacional y los indígenas afines a la defensa del TIPNIS acordaron tener una reunión para resolver el problema mediante el diálogo. Pero al rato, pareciera que desde el Palacio Quemado llegó una instrucción para Vare y Fabricano: ni acercarse a Vargas, Noza y su gente.

“Vare y Fabricano nos negaron el diálogo. Dicen que los atropellamos al entrar a la comunidad sin su permiso. Sospechamos que están bajo mando del Gobierno. No se animan a dialogar con nosotros porque no tienen argumentos para apoyar la construcción de la carretera. Nosotros simplemente estamos en defensa del TIPNIS”, evidenció Noza.

“Ahora parece que la gente de Fabricano se va a trasladar a otro lugar para hacer su encuentro”, dijo Noza desde Gundonovia.

Reflexionando sobre el súbito cambio de actitud de Vare y Fabricano, evaluaron que podría deberse a que la comisión de fiscales y policías ya estaría en camino hacia la comunidad de Gundonovia para realizar las detenciones que ameritarían sonrisas y espaldarazos dentro del Palacio Quemado. Ayer por la tarde, el grupo de cien personas de Vargas y Noza estudiaban posibles modos de actuar ante esa contingencia.

“Posiblemente quieran venir a hacer detenciones por ejercer nuestro derecho a la Justicia comunitaria. Esa es la política del Gobierno: no respetar los derechos de los pueblos indígenas. Pero nosotros tenemos el respaldo de los derechos indígenas incluidos en la Constitución Política del Estado, entre ellos el Derecho a la Sanción comunitaria. Que venga la Fiscalía, eso no nos preocupa”, dijo Noza.

“Basta de manoseo político del Gobierno a las comunidades indígenas del TIPNIS. En este momento, las bases están mandando a los corregidores. Y nuestro mandato es en defensa del territorio y de la biodiversidad”, agregó Noza, del pueblo Mojeño.

En el Cabildo indigenal, los cien de Vargas y Noza podrían determinar la aplicación de Justicia comunitaria, esta vez a Fabricano y Vare por venderse al Gobierno y por intentar vender el territorio de los pueblos Chimán, Mojeño y Yuracaré. “Los hermanos definirán la sanción que crean necesaria”, dijo Noza.


Este es el "Acta de Compromiso" firmado por Gumercindo Pradel:

acta cpompromiso

gumercindo1

ACTA DE COMPROMISO:

En la Comunidad de San Pablo del Rio Sécure en fecha 20/06/2013 yo Gumercindo Pradel me comprometo a las comunidades del TIPNIS a no violar los derechos de las comunidades del Parque Nacional Isiboro Sécure. Por otro lado me comprometo a no permitir más abusos y atropellos dentro del territorio.

Yo Gumercindo Pradel tambien me comprometo a respetar a los hermanos de los 3 pueblos indigenas del Parque Nacional Isiboro Sécure.


1. Y no ingresar más al territorio.

2. De no hablar más que la carretera pase por el corazón del TIPNIS

3 Que a partir de la fecha respetaré a la Subcentral TIPNIS y asi como también no permitiré más el ingreso de militares en el Parque Nacional del Isiboro Sécure TIPNIS

 


 Nota final de Somos Sur:

Entendemos que este Acta fue firmado bajo presión, justamente por las circunstancias  que se dieron a raiz de la intención de Gumercindo Pradel  de incluir al Conisur como titular de la TCO TIPNIS, con derecho propietario.  Intención manipulada, considerando  que su territorio está en el polígono 7 donde se hizo el saneamiento de tierras a nivel individual.

La intención por detras es empezar a parcelar la tierra, darle valor económico y generar la misma historia del polítigono 7, con ampliación de cultivos de coca y parcelamiento o reducción de la población indígena que por sus sistemas de producción mantiene sus formas tradicionales de vida que contribuyen a cuidar  el área protegida.

Ante la larga historia de hechos ilegales por parte de los defensores de la carretera, el ACTA firmado queda como hecho simbólico en esa defensa legítima del Parque Nacional TIPNIS.

 


 

 Finalmente reproducimos algunos mapas  que ayudan a entender los últimos hechos de confrontación en el Parque Nacional TIPNIS:

mapa conisur

mapa tipnis

ESCENARIOS

 


 

 Vea más información en nuestro Dossier "NO A LA CARRETERA POR EL TIPNIS". AQUI