Diferentes BALANCES a 9 años de gestión de Evo Morales

30 de enero de 2015

Con una votación del 61.3% en octubre de 2014, el presidente Morales obtuvo la reelección por 5 años. Para que el ciudadano pueda hacer su balance,  ofrecemos  los informes oficiales y los primeros análisis al respecto.


Tercera gestión de Evo Morales: (9 años de gestión)

Votación de reelección en octubre de 2014: 61,3%.

La Constitución promulgada por él mismo en 2009 limita a dos, con carácter retroactivo, el número de mandatos consecutivos que puede ejercer un presidente. Sin embargo, Evo Morales concurrió a las elecciones y las ganó, avalado por un dictamen del Tribunal Constitucional que considera legítimo un tercer mandato bajo el argumento de que Bolivia fue refundada como "Estado Plurinacional" con la Constitución de 2009 y, por tanto, el primer mandato de Morales no cuenta para ese cómputo.

Ceremonia de investidura indígena

 

evo tihuanacu

En Tihuanacu recibió el bastón de mando de los pueblos indígenas del hemisferio sur, en una ceremonia ancestral indígena.

Discurso del Presidente evo Morales en acto de posesión en Tiahuanaku - 21 de enero de 2015...AQUÍ

Ceremonia de investidura en Tiwanacu

Vestuario de Morales, con piezas de oro, vale Bs20 mil

ERBOL, 19 Enero de 2015

La indumentaria que usará Evo Morales, para la ceremonia originaria de investidura que se realizará el 21 de enero en Tiwanacu, tiene tres piezas de oro y vale al menos 20.700 bolivianos, informó Jorge Miranda, miembro del equipo de trabajo que produjo las prendas.

trajeevoceremoniaMiranda explicó que el tejido costó 10 mil bolivianos; una pieza de oro para la cabeza, 6 mil; una pechera hecha de una aleación con el mismo mineral, 4 mil; y la confección costó 700, haciendo un total de 20.700 bolivianos.

Además, uno de los cetros que usará el Primer Mandatario también está hecho de oro.     

Un documento entregado por el equipo que produjo la vestimenta señala que el traje de Morales está compuesto por:

El chu´ku: Es una gorra en cuyo centro tiene “una pieza de oro, en el que destaca el rostro del personaje central de la Puerta del Sol”.

El unku: Es una prenda para cubrir el cuerpo, hecha de lana de vicuña, con un pectoral de oro al medio.

Los pantalones: De la elaboración de esta prenda -según Miranda- está encargada la Presidencia.

El wiskhu ushuta: Es una sandalia hecha de cuero de llama, que “recoge  la  memoria  de  nuestros antiguos cazadores de llamas, pastores, agricultores, artesanos, constructores de pueblos, arquitectos, políticos, guerreros y religiosos que recorrieron el Thaki (camino) de nuestra sociedad”, señala el texto del documento.

Los cetros: El principal está hecho con oro del norte de La Paz.

Miranda destacó que el trabajo de orfebrería y de elaboración de las sandalias se realiza en El Alto. Asimismo, reveló que el sastre Manuel Sillerico está encargado de la confección.

El artista, Dennis Ramos, aseveró que tardó dos semanas el diseño, la digitalización y la elaboración del traje que usará el Primer Mandatario.


Posesión formal en Asamblea Legislativa

posesionasambleaEl 22 de enero se realizó el acto de posesión formal en la Asamblea Legislativa Plurnacional.

Invitados extranjeros:

Presidentes:

- Costa Rica, Luis Guillermo Solís

- Trinidad y Tobago, Anthony Carmona

- Brasil, Dilma Rousseff

- Ecuador, Rafael Correa

- Namibia, Hage Geingob

- Paraguay, Horacio Cartes

- Venezuela, Nicolás Maduro.

Vicepresidentes:

- Argentina, Amado Boudou; de Bielorrusia, Viktor Sheiman; de Cuba, Lázara Mercedes López; de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens, y de Perú, Marisol Espinoza.

Organismos internacionales:

- Secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper

- Subsecretario de Estado para Democracia, Derechos Humanos y Trabajo de Estados Unidos, Tom Malinowski.

- Presidente de la Corte Suprema de Justicia chilena, Sergio Muñoz.

evopresidentes


Discurso de posesión e informe de gestión del Presidente Evo Morales

evoylineraDiscurso del Presidente en el acto de posesión en la Asamblea Legislativa -

22 de enero de 2015...AQUÍ

RESUMEN

Palabras con las que Evo Morales resume su gestión: "Estabilidad democrática, económica y política"

1. Plano político

LOGROS:

- Sustento en los movimientos sociales: Apoyo, organización y coordinación con movimientos sociales.

- Despenalización del acullico a nivel internacional.

- Liderazgo internacional: Incremento de cooperación internacional.

- "Nacionalización de la lucha contra el narcotráfico": Total de cultivos de coca tras erradicación: 22.000 has de coca.

- Equidad de género: 50.09% de representación femenina: "Si las mujeres no fuerna capriichositas mandarian Bolivia"

- Soberanía: "En Bolivia no gobiernan ni empresarios, ni banqueros, aquí gobierna el pueblo.."

- "No mandan más los gringos sino los indios"; "Antes gobernaban los chigago boys ahora los chuquiago boys"

- Nueva política: "La política ahora no es negocio, ni beneficio ahora la política es servicio, esfuerzo y más compromiso con el pueblo boliviano".

RETOS:

- Cumbre y referendum para analizar una propuesta de referéndum para transformar la justicia.

- Reducción de la pobreza extrema a menos de 10 por ciento: "Hasta el 2020 nos comprometemos y estamos convencidos que vamos a reducir la extrema pobreza a un sólo digito, al 8 o 9% de extrema pobreza"

- Demanda marítima a Chile "está bien encaminada" en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya.

- Unidad política: Convocó a los asambleístas de la oposición a trabajar unidos y aplicar la cultura del diálogo por el bien del pueblo boliviano.

2. Plano económico

LOGROS:

Que estaría caracterizado segun el gobierno por una "estabilidad económica"

- Crecimiento de PIB: 32.000 millones de dólares. 5.5% de creciemiento.

- Inflación controlada: 5.19 %

- Reducción de la pobreza extrema: Del 38,2% al 18,8%

- Crecimiento de las exportaciones: De los 3.000 a los 12.062 millones de dólares

- Apreciación del boliviano: en 85 por ciento en relación con el dólar y superávit fiscal.

RETOS:

- Enfrentar os efectos dela baja de los precios del petróleo y los minerales y crisis económica.

- Industrialización de recursos naturales metálicos y no metálicos.

3. Plano Social:

LOGROS:

-  Adultos mayores: Mayor cobertura de la región en pensiones para los adultos mayores con la denominada Renta Dignidad (95%)

- Vivienda: 68.000 viviendas entregadas entre 2005 y 2014.

- Cobertura de energía eléctrica: Hasta 2014 el 83,5 por ciento cuenta con ese importante servicio básico.

- Beneficios sociales: Segundo aguinaldo navideño para los trabajadores del sector público y privado en las gestiones 2013 y 2014.

RETOS:

Seguro Universal de Salud. Construcción de cuatro hospitales de segundo nivel

- Educación: Proyectó una cobertura del 100 por ciento en educación en los niveles primario y secundario de todo el país para esta nueva gestión. Construcción de Ciudadela Científica.

- Infraestructura: Construcción de 2 Caminos de oriente a occidente: Rurrenabaque- Riberalta y Sillar (ya hay fondos asegurados para ambos a pesar del "perjuicio" del conflicto del TIPNIS)

VIDEO:


Discurso del vicepresidente Álvaro García en acto de posesión

“Los bolivianos y la mayor parte de América Latina estamos viviendo una década extraordinaria de luchas y de grandes conquistas populares. La movilización de identidades populares indígenas, campesinas, obreras  y juveniles han cambiado y están cambiando las estructuras políticas y económicas, dando lugar ala mayor concentración de Gobiernos progresistas y revolucionarios de la historia de América Latina.

El continente se ha puesto a la Vanguardia  mundial de la construcción de sociedades post neoliberales, mientras que en el resto del mundo el neoliberalismo aún sigue destruyendo sociedades y economías populares, en América Latina ya no es más que un triste recuerdo arqueológico.

linera ojitoHoy hemos nacionalizado recursos naturales devolviendo a los estados del continente la base material de la soberanía, extraviada anteriormente.

Hemos distribuido la riqueza entre los más necesitados creando un estado social, protector y equitativo.

Hemos dinamizado y diversificado la economía apuntalándola creatividad de productores, millones de jóvenes han accedido a la educación escolar y universitario, y otros tanto al empleo, renaciendo en sus espíritus la esperanza de unas patrias dignas.

 El continente está rompiendo tutelajes   y padrinazgos obscenos  y ha retomado su capacidad de decidir sus propios destinos. Las naciones indígenas oprimidas por siglos, los movimientos sociales explotados por décadas no solo han retomado el protagonismo histórico, sino que, como en Bolivia  se han vuelto poder de estado y hoy conducen el país.

 Se ha avanzado en 10 años más que en 200 años anteriores, pero eso no basta, el despertar revolucionario de los pueblos ha abierto un horizonte de posibilidades mucho más profundo, mucho más democrático, mucho más comunitario; es decir, socialista, al que no podemos renunciar si no es a riesgo de una restauración conservadora en la que, como decía Benjamín, ni siquiera la memoria de los muertos estará a salvo.

Socialismo no es una etiqueta partidaria, pues muchas veces eso sólo ha servido para camuflara la política de la barbarie neoliberal, socialismo tampoco es un decreto porque eso sería reducir la acción colectiva del pueblo a una decisión administrativa de funcionarios públicos, socialismo tampoco es estatizarlos medios de producción, eso ayuda mucho a redistribuir la riqueza, pero la estatización  no es una forma de propiedad comunitaria, ni una forma de producción comunitaria de la riqueza.

El capitalismo  es una civilización que ha subordinado todos los aspectos de la vida a una maquinaria de acumulación de ganancias desde el comercio, la producción, la ciencia, la tecnología, la educación, la política, el ocio, la naturaleza misma, todo, absolutamente, todo ha sido coinvertido y pervertido para ser sometida a la dictadura del lucro y para ello, paradójicamente, el capitalismo se ha visto obligado a  despertar de manera mutilada, parcial a fuerzas comunitarias, como la interdependencia entre los seres humanos como el mercado mundial, como las ciencias y las tecnologías o el internet, pero lo ha hecho para someterlas al servicio de la ganancia monetaria de unos pocos  y es por ello que lo que algún día tendrá que sustituir al capitalismo como sociedad, necesariamente, tendrá que ser otra civilización que liberte e irrádiela escala mundial, to das esas fuerzas y poderes comunitarios hoy existentes, pero sometidos al lucro privado.

 Marx llamaba a esto “la comunidad universal”, otros le llaman “el ayllu planetario”, otros “el vivir bien”, no importa el nombre, sino el contenido de comunitarizacion universal y total de las relaciones humanas y de los humanos con la naturaleza, pero para que esta nueva civilización comunal triunfe se requiere un largo, larguísimo y complicado proceso de transición, un puente pues y ese puente es el que llamamos socialismo.

 El socialismo es el campo de batalla dentro de cada territorio nacional, entre una civilización dominante, el capitalismo aún vigente, mayoritario, pero decadente enfrentado contra la otra nueva civilización comunitaria emergente desde los intersticios, desde las gritas y contradicciones del propio capitalismo comunitarismo, inicialmente, minoritario como gotas en el desierto, luego como diminutos hilos de agua que a veces se secan, se interrumpen abruptamente y luego renacen y a la alarga se suman y se vuelven riachuelo, luego rio, luego lago, luego mar.

 El socialismo no es una nueva civilización, no es una nueva economía, una nueva sociedad, es un campo de batalla ente lo nuevo y lo viejo, entre el capitalismo dominante, predominante y un comunitarismo insurgente. Es la vieja economía  capitalista aun mayoritaria gradualmente asediada por las nuevas economías comunitarias nacientes; es la lucha entre el viejo estado que monopoliza decisiones e la burocracia y un nuevo estado que cada vez democratiza más decisiones en comunidades, en movimientos sociales, en la sociedad civil.

 Socialismo, es pues desborde democrático, es socialización de decisiones en manos de la sociedad organizada en movimientos sociales, socialismo es la superación de al democracia fósil en la que los gobernados sólo eligen gobernantes, pero no participan en dediciones sobre los asuntos públicos.

 Socialismo, es democracia representativa en el parlamento, más democracia comunitaria en las comunidades agrarias y urbanas, más democracia directa en las calles y  las fábricas, todo ala ves y todo ello en medio de un gobierno revolucionario, un estado de los movimientos sociales, de las clases humildes y menesterosas.

 Socialismo, es que la democracia  en todas sus formas envuelva y atraviese todas las actividades cotidianas de todas las personas, desde la cultura hasta la política, desde la economía hasta la educación. Y, por supuesto, socialismo es la lucha nacional, continental e internacional por la ampliación de los bienes comunes, de la gestión comunitaria de esos bienes comunes, como el agua, la salud, la educación, la ciencia, la tecnología, el medio ambiente.

 E el socialismo existen muchas formas de propiedad y de gestión de la riqueza, está la propiedad privada y la estatal, está la propiedad comunitaria y la cooperativa, pero haya una sola propiedad y una forma de administración de la riqueza que tiene la llave del futuro, la comunitaria que sólo surge y se expande en base a la acción voluntaria de los trabajadores, al ejemplo y experiencia voluntaria dela propia sociedad.

A propiedad y gestión comunitaria no puede ser implantada por el Estado, lo comunitario es la antítesis de todo Estado, lo que un estado revolucionario o socialista puede hacer es ayudar a que lo comunitario que brota por acción propia de la sociedad se expanda, se fortalezca, pueda superar obstáculos más rápidamente, pero la comunitarización de la encomia sólo puede ser una creación heroica de los propios productores que deciden exitosamente asumir el control de su trabajo a escalas expansivas.

 Socialismo, antes, un largo proceso de transición en la que el Estado revolucionario y los movimientos sociales se fusionan para que día a día se democraticen nuevas decisiones , para que día a día mas actividades económicas entren a la lógica comunitaria, en vez de la lógica del lucro y como esta revolución la hacemos desde los Andes , desde la Amazonia, desde los valles, desde los llanos y el chaco que son regiones marcadas por una historia de antiguas civilizaciones comunitarias locales, entonces, nuestro socialismo  es comunitario por su porvenir, pero, también, es comunitario por sus raíz, por sus ancestro, porque venimos de los comunitario ancestral de los pueblos indígenas  y porque lo comunitario está latente en los grandes logros de la ciencia y la economía moderna, el futuro será, necesariamente, un tipo de socialismo comunitario nacional, continental y a la larga planetario.

Pero, a la vez, el socialismo para el nuevo milenio que se alimenta de nuestra raíz ancestral incorpora los conocimientos y las prácticas indígenas de dialogo y conviviencialidad con la madre tierra el rescate del intercambio metabólico vivificante entre ser humano y la naturaleza practicada por las primeras naciones del  mundo, por los pueblos indígenas, es la filosofía del vivir bien y está claro que no solo es la manera de enraizar el futuro en raíces propias, sino que además es la única solución real a la catástrofe ambiental que amenaza a la vida entera del planeta.

Por eso el socialismo del nuevo milenio sólo puede ser democrático, comunitario y del vivir bien, este es el horizonte de época de la sociedad  mundial y este es el socialismo democrático comunitario del vivir bien que es la única esperanza real para la regeneración delos pueblos y de la propia naturaleza.

Los revolucionarios no hemos venido a administrar de mejor forma el capitalismo, los revolucionarios estamos aquí, hemos luchado  y seguiremos luchando para construir esta gran comunidad  universal de los pueblos.

 Muchas gracias

Discurso del Vicepresidente Alvaro García Linera en acto de posesión en Asamblea Legislativa - 22 de enero de 2015...AQUÍ

VIDEO:


OCHO DE 21 MINISTROS RATIFICADOS Y 13 CARTERAS CON NUEVAS FIGURAS...

Presidente Morales renovó más de la mitad de su gabinete al iniciar tercer mandato

El nuevo gabinete con que empieza el tercer mandato de Evo Morales y García Linera.

Sol de Pando

gabineteministerial2015

Cambios sorpresivos como el de la Ministra de Transparencia NardiSuxo que es reemplazada por una experta en controles financieros, Lenny Valdivia Bautista, o relevos ya anunciados meses atrás como el de la Ministra de Comunicación y el del Ministro de Trabajo, marcaron los signos del nuevo gabinete posesionado este viernes por el presidente Evo Morales.

De las 21 carteras que conforma el gabinete ministerial, sólo ocho han sido ratificados y un total de 13 fueron renovadas. Los ministros de Relaciones Exteriores, de la Presidencia y el de Economía y Finanzas Públicas se muestran como los principales hombres de confianza del Presidente en las áreas estratégicas de la diplomacia, la política y la economía, mientras que los ministros de Educación, de Cultura y de Deportes, al haber mostrado eficiencia y resultados satisfactorios en sus gestiones han ganado la confianza de Evo Morales. En el caso del Ministro de Minería, su corta gestión y las problemas pendientes que están en sus manos  dentro el área, llevaron al Presidente a ratificarlo. La más cuestionada por sectores del campesinado y sectores productivos de agro, fue la ratificación de la Ministra de Agricultura y Desarrollo Rural.

Entre las figuras nuevas del Gabinete, se destacan el nombramiento del periodista Hugo Moldiz, identificado con el ala izquierda del MAS, cuya experiencia en temas de seguridad e inteligencia lo habilita para manejar el área. Moldiz lanzó una espectante señal al anunciar que una de las prioridades de su gestión será profundizar la lucha contra el narcotráfico en el territorio nacional.
También ha causado expectativa y buenas sensaciones el nombramiento de Ariana Campero Nava, profesional médica que reemplaza en el cargo al controvertido ex ministro Juan Carlos Calvimontes. Campero Nava, que estudió Medicina en La Habana, es la ministra más joven del gabinete, con 28 años de edad, hija de prestigiosos profesionales cochabambinos con una legendaria trayectoria de lucha contra las dictaduras militares.

Otro aspecto notable del nuevo gabinete es una mayor presencia femenina en este nivel ejecutivo del Gobierno: Siete ministras en total.

Ministros ratificados

cuadro ministrosratificados2015

Los 13 cambios en el gabinete

cuadro ministros2015

 


 ANÁLISIS

Ilusión de poder

Arturo D. Villanueva Imaña (*)

La celebración de los actos de posesión para la nueva gestión del Presidente Evo Morales, permiten reflexionar acerca de algunos aspectos que entraña el ejercicio del poder y el gobierno, en vista de la forma cómo se lo ha puesto en práctica en estos últimos años.

evoilusionpoderUno de los fenómenos paradojales que resalta y despierta un sinnúmero de interpretaciones, tiene que ver con el significativo respaldo electoral y popular que goza el Presidente. Recientemente y en diversas ocasiones, ha surgido la pregunta de por qué, siendo que el Presidente Evo Morales tiene más del 60% de apoyo electoral, sin embargo se ha hecho patente un descontento generalizado, que inclusive amenazó y ahora también repite, traducirse en un voto castigo en las elecciones. La explicación inmediata y no exenta de razón, la dieron las propias organizaciones y sectores sociales donde se expresó el fastidio: la imposición vertical de candidatos no consensuados...

Sobre el tema, valdría la pena considerar una interpretación diferente (aunque no necesariamente excluyente). Teniendo en cuenta que muy en contrario de adoptar una forma de gobierno y liderazgo acordes a un proceso de transformación alternativa al sistema y los regímenes de gobierno tradicionales; lo que ha sucedido es la repetición de una lógica de la competencia y el individualismo, generalmente orientadas a granjearse los favores del caudillo mayor. Bajo esos términos, se ha impuesto una lucha fratricida por imponer liderazgos individuales (quién hace más obras, quién arrastra más seguidores, quién invierte más y termina obras primero, etc.), lo cual ha terminado sustituyendo a las organizaciones sociales, al debate colectivo y a la construcción de consensos y propuestas, que han sido sustituidos por caudillos, jefes y mandamases, que terminaron imponiendo su palabra, arguyendo contar con la anuencia y la venia superior.

De esa forma, los movimientos, organizaciones y sectores sociales, no solamente tienden a proliferar y expresarse lo más ruidosamente que se pueda (mejor si paralizando el país, porque esa es la forma de “hacerse sentir” y ser tomados en cuenta), sino porque se convierten en un trampolín para pegas, canonjías y prebendas. A su turno, esa lógica dirigencial del manejo del conflicto, se ha constituido en el mecanismo desde el gobierno, para captar y lograr adhesiones y respaldos, cuya consistencia y duración están en correspondencia (muy efímera) a los favores recibidos, al margen de constituir una práctica perversa de la antigua derecha conservadora.

Por eso se puede entender los episódicos respaldos y descontentos frecuentes que se producen, pero que a la larga (y precisamente por no comprometer ninguna convicción que no sea el interés inmediato de disfrutar y recibir algún beneficio material), han estado signados por la conveniencia de quedarse y apoyar la opción ganadora o el “caballo del corregidor”. Lo que queda en duda es la consistencia y sostenibilidad de una alianza de este tipo.

Por otra parte y como ya ha sido insinuado anteriormente, las prácticas prebendales y asistencialistas, no solamente refuerzan caudillismos individualistas emergentes que se encargan de hacer el nexo entre el Estado y los sectores sociales (negociando acuerdos y beneficios a nombre de la mayoría), sino que dada la elevada disponibilidad de recursos que permiten realizar ofrecimientos de diverso tipo de inversiones y obras, finalmente tiene la “virtud” de crear nuevos adherentes, porque se sienten beneficiarios históricos de las dádivas del Estado. Más aún, sabiendo que en el pasado habían sido desatendidas, o francamente rechazadas, provocando un sentimiento de exclusión, discriminación y ninguneo. Sin embargo, en contrapartida, esos adherentes circunstanciales, no conforman, ni constituyen militantes de un proceso alternativo con conciencia política. Se trata de adhesiones (generalmente electorales), que se originan en el agradecimiento de haber recibido algo, y porque su visión se limita a exigir lo que les fue negado en el pasado, solo tienen un carácter inmediatista y coyuntural. Es decir, no se trata de militantes del cambio y al reforzarse los lazos asistenciales y prebendalistas, se pierde la oportunidad de generar un nuevo tipo de relaciones de gobierno y democracia, en el estricto sentido de gobierno del pueblo. En este caso, es una ilusión de poder del pueblo, porque el gobierno y el poder, no se encuentran en sus manos.

En lo que concierne al ejercicio del poder y el gobierno, entendiendo ello como expresión de la soberanía y la libertad del Estado frente al sistema capitalista imperante (que constituye uno de los mandatos constitucionales más importantes del proceso de transformación y cambio), se pueden realizar las siguientes consideraciones.

En lo externo, si se observa el comportamiento del Estado frente al imperialismo (y específicamente respecto del gobierno de los Estados Unidos, que constituye su expresión más representativa), es posible apreciar, lo mismo que ha sucedido con otros gobiernos progresistas de América Latina, que se ha producido un alejamiento de los dictados a los que se había acostumbrado la Casa Blanca. Tanto así, que no solo persisten las denuncias, reproches y rechazo a dichas intromisiones, sino que se ha expulsado a sus embajadores y agencias más importantes, como la DEA y USAID.

Sin embargo, paralelamente a la persistencia de ese discurso irreverente y agresivo que rechaza las prácticas intervencionistas, y a pesar de las medidas nacionalizadoras que se adoptaron, no se ha logrado romper y desprenderse de las relaciones y la dependencia con el capital financiero internacional y los intereses de las empresas transnacionales, que continúan explotando los recursos naturales y concentrando la riqueza en pocas manos privadas. En esos términos, se puede afirmar que se ha producido un deslizamiento de la dependencia y sometimiento político que ejercía el imperialismo, a una dependencia económica que facilita la reproducción del sistema imperante.

Ello nos lleva a una constatación. Y aunque pudiera argüirse una autonomía relativa de lo político sobre lo económico; ésta es relativa porque la ideología demanda de un sustento material. Es decir, que todo modelo político requiere de un modelo económico que lo sustente, pero que no lo contradiga, salvo el riesgo de mantener un discurso meramente formal, sin la base material ni práctica que le de sustento real.

Eso sucede cuando gobiernos denominados progresistas critican y despotrican contra el capitalismo y el imperialismo, pero al mismo tiempo se endeudan, refuerzan los lazos financieros, refuerzan los lazos comerciales asimétricos y se convierten en dependientes y adictos al mercado, el consumismo y la competencia. De esa forma, incorporan y someten al pueblo pobre, otorgándole la sensación de constituirse en parte de la sociedad, cuando en realidad pasa a ser un nuevo dependiente del mercado y los intereses transnacionales.

A pesar de los esfuerzos por luchar contra la pobreza, el hambre y la desigualdad; lo que se ha podido advertir es que las políticas públicas han tenido un fuerte predominio rentista, que se ha traducido en la entrega de diverso tipo de bonos que si bien han mejorado los ingresos familiares y el bienestar material, también han reforzado los lazos de dependencia con el mercado y el consumo capitalista. Como no se han producido cambios en la relaciones de trabajo y producción, lo que ha sucedido es que el rentismo no los ha liberado de la explotación y sometimiento al mercado y sus patrones, sino que ha reforzado sus lazos de dependencia, porque los ha convertido en nuevos deudores/consumidores. No es posible transformar si lo que se hace es reproducir el sistema.

Y así como se han desarrollado políticas públicas en favor de los sectores más desfavorecidos (en la vieja lógica redistributiva de la riqueza, pero que no toca ni cambia las relaciones de explotación); también es cierto el impulso e incentivo brindado a los sectores dominantes, que inclusive se han expandido y recreado junto a aquella oligarquía conservadora tradicional que aún mantiene el poder económico y disfruta de los incentivos estatales para expandir y consolidar su dominio. Solo hay discurso, la hegemonía sigue en manos conservadoras.

En esos términos, mal se puede hablar de un gobierno del pueblo o del poder popular, cuando lo que se ha producido es una claudicación anticipada al dominio y la hegemonía capitalista, en vista de que persiste el predominio económico e ideológico de los sectores tradicionalmente dominantes (sean nuevas élites promovidas por el auge económico, o las tradicionales que se predisponen a negociar nuevos incentivos).

Desde esa perspectiva, no basta el control del aparato del Estado y el poder político, y ni siquiera que se produzcan algunas medidas favorables a los más pobres, si persiste el predominio capitalista en lo económico y se reproduce la ideología conservadora en la sociedad, porque eso muestra la persistencia de la dependencia, la colonialidad y el sometimientos a otros intereses que no son los nacionales. Es una ilusión de poder, a pesar de que discursivamente se lo tilde de popular.

* Sociólogo, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Desde la acera de enfrente

Parámetros para medir el proceso de cambio

María Galindo

nada cambiaNada ha cambiado en el nivel de conocimientos de un bachiller de un colegio público  entre el 2006 y el 2015.

Nada ha cambiado en las posibilidades de conseguir un trabajo para un joven cualquiera que necesita autosostenerse. Hoy, igual que ayer, buscará lo que haya, soportando las condiciones que le ofrezcan.

No hay más empleo y el empleo que hay no es mejor pagado ni ofrece mejores condiciones laborales.

Nada ha cambiado en las colas para entrar a la Policía o el Ejército. Los y las jóvenes, cientos y miles, siguen pensando que lo mejor que te puede pasar es ser policía, sobre todo por lo del  sueldo y el trabajo seguro. Tampoco ha cambiado nada en eso de tener cupos para los recomendados del poder político.

Nada ha cambiado para una mujer desempleada con wawas que vende pasankalla, lava ropa o trae contrabando de Chile. Puede haber más de la mitad de mujeres en el Parlamento, pero eso para su vida no representa cambio alguno. Igualito nomás, o tiene que endeudarse para trabajar por su cuenta, o tiene que soportar explotación para poder comer.

Nada ha cambiado en la salud en todos estos años, sigue siendo de mala calidad.

Nada ha cambiado en el acceso a la salud, sigue siendo un privilegio tener seguro de salud.

Nada ha cambiado en las cárceles bolivianas, siguen siendo infiernos de abuso de poder, de mafias organizadas y de hacinamiento inhumano.

Nada ha cambiado para los hijos y las hijas de las y los presos que viven en las cárceles con sus mamás, porque eso es mejor que ir a parar a un orfanatorio estatal, donde ni la vida de esas wawas está a salvo.

Nada ha cambiado en las carreteras rurales del país, sigue siendo una odisea traer tu producción a la ciudad, no hay un transporte que te lo garantice. Los que se lo comen todo siguen siendo los intermediarios.

Nada ha cambiado para una joven que está embarazada y no quiere tener esa wawa, tendrá que abortar presa de pánico en un local inseguro, donde puede morir por infección o hemorragia.

Nada ha cambiado para una joven violada, ante el horror de un juicio en el que tiene que probar su inocencia, ante el horror de que su violador compre las pruebas, ante el horror de un interrogatorio policial morboso y repetitivo puede que, como siempre, desista de hacer la denuncia.

No ha cambiado el poder de la banca ni de la agroindustria transgénica.

Ha cambiado la forma de transporte del Presidente y sus ministros ahora tienen hangar propio, ya no tienen que mezclarse con la chusma y no tienen ni siquiera que usar BOA, para eso tienen aviones propios.

Ha cambiado la ropa del Presidente, ahora es de diseño exclusivo, ya no la chamarrita de la Illampu, ni la chompita de alpaca.


Han cambiado de estilo de vida vicepresidente, ministros, diputados y senadores, que se han aburguesado rápidamente. Nada de caminar a pie. El coche oficial los tiene que recoger de sus casas. Nada de recibir a la gente, ni de pisar la calle.

Han cambiado los propietarios de al menos el 80% de los medios de comunicación en el país, ahora están en manos de gente del Gobierno o que está con el Gobierno o que los administra para el Gobierno.

Han cambiado muchos personeros de gobierno de pareja.

Han cambiado muchos personeros de gobierno sus sueños: de haber querido cambiar la sociedad han pasado a querer mantenerse en el poder y nada más.

Han cambiado los emblemas: ahora es fundamental usar una wiphala y hacer un apthapi en lugar de un buffete y hacer una k’oa en lugar de una misa de obispos.

María Galindo es miembro de
Mujeres Creando


 Otro plan de gobierno era posible

María Galindo

Con triunfalismo y arrogancia nos dicen que están transformando el país y que son la única fuerza política capaz de imaginar aquello que se debe hacer en el país para transformarlo. Sus políticas son tan sólo un barniz basado en bonos que no distribuyen riqueza, sino que, simplemente, generan formas de apoyo popular clientelar.

Tevocaricaturaomo el desafío lanzado por el Presidente y presento acá un esbozo inconcluso -porque el espacio se me acaba- de otro plan de gobierno transformador, que es el que esperábamos y es el que jamás saldrá de "la oposición de derecha”, sino que viene de la convicción de que en Bolivia otro plan de gobierno era posible. Se podía transformar la sociedad y era históricamente necesario.

Antes de lanzar las ideas sueltas dejo claro, además, que para las mujeres la equidad de género es una papa frita podrida que beneficia a las mujeres del partido para levantar las manos y calentar el asiento, pero no transforma la realidad de pobreza de las mujeres. Dejo claro, además, que nuestra capacidad transformadora va mucho más allá de pedir una cuotita dentro de lo mismo.

Para el movimiento cocalero,  que se lo merecía: en lugar de Papelbol, que es una empresa contaminante y poco cierta, con el mismo dinero se podía haber construido un instituto bioquímico  de investigación de todas las cadenas productivas que se pueden desarrollar en torno de nuestra milenaria hoja de coca, para que el movimiento no tenga que vender su coca excedentaria al narcotráfico. Para que, internacionalmente, con datos y propuestas concretas, peleemos históricamente la exportación de productos medicinales y nutricionales basados en la hoja de coca. Hubiera costado seguramente lo mismo.

En lugar del nauseabundo y elitario Dakar, un instituto de investigación de camélidos para el desarrollo de las cadenas productivas que de la crianza de estos bellos animales podrían salir. Esto supondría el desarrollo de una infinita cantidad de cooperativas, que deberían recibir capital sin interés del Estado, no para dar vueltas en torno de una economía campesina depauperada, sino para el desarrollo de fuerzas productivas andinas envidiables. Producción de hilo y tela de estas lanas maravillosas. Hubiera costado lo mismo.

En lugar de un ingenio azucarero, de costo millonario en el norte de La Paz, ingenio que no termina de arrancar, el desarrollo de las cadenas productivas en torno de la estevia. Para ir más allá de eso, otro instituto amazónico de investigación para el conocimiento de la selva y todas sus potenciales productivas y el desarrollo de éstos junto a los pueblos indígenas de tierras bajas.

En lugar de nacionalizar Enatex para entregarla al hermano de una exministra, haberla entregado a los y las trabajadoras, no ahora que ya está destruida, sino cuando estaba en su pleno funcionamiento para que ellos y ellas constituyan cooperativas.

En lugar de regalarles dinero estilo Banzer a los militares, para que malgasten en barcazas de la China -que nunca llegaron- y en dizque industrias militares, entregar ese capital a los sectores populares de forma directa para el desarrollo de fuerzas productivas cooperativas, que se hubieran constituido en un interlocutor productivo importante, que es lo que el Gobierno no quiere tener porque, en realidad, le teme a la potencia del pueblo. Prefiere dialogar con una Confederación de Empresarios blanquitos importadores y más cercanos a ser una oligarquía terrateniente feudal que una burguesía productiva.

En lugar de invertir en armas, aviones, helicópteros, avión presidencial, palacio presidencial, inversión cierta y directa en la educación para que no tengamos en Bolivia tres calidades de educación. La nacionalización de la educación y su transformación en el campo más importante de inversión para el Estado.

Que los niños y niñas no reciban un bono inservible, sino todo el paquete de útiles escolares. Que tengan duchas en el colegio, que almuercen en el colegio, que haya allí laboratorios y canchas de deporte. Que los maestros y las maestras ganen más que los militares y  hagan y sepan hacer mejor su maravilloso trabajo. Se me quedan en el tintero -por falta de espacio- las cientos de ideas creativas que la realidad misma pedía para su transformación.


El tercer desafío de Evo Morales

Andrés Solíz Rada

Evo Morales ha enfrentado en su primera gestión de gobierno (2005 – 2009), el enorme desafío de arrancar a Bolivia de los esquemas neoliberales. En importante medida ha logrado este propósito con la nacionalización de los hidrocarburos (01-05-06), a partir de la cual se ha reorganizado parte de la economía en función de un capitalismo de Estado que, acompañado de los altos precios de las materias primas, ha traído una bonanza económica que ha fortalecido al país.
 
En su segunda gestión (2009 – 2014), ha terminado de derrotar los intentos separatistas de la Nación Camba y las corrientes disgregadoras de un indigenismo radical, que consiguió que la Constitución reconociera la existencia de 36 naciones indígenas, dotadas de territorios ancestrales, justicias comunitarias y dominio exclusivo sobre recursos naturales renovables y derecho a veto sobre los no renovables. Todos estos enunciados han quedado en el papel.

abajoleymineraAl iniciar su tercera gestión (2015 – 2020), tiene el reto de consolidar la viabilidad de Bolivia, permanentemente amenazada desde los albores de su existencia, debido a su invertebrada geografía, diversidad étnica, pluriculturalismo multilingüe y asechanzas continuas de oligarquías vecinas que actuaban y actúan como correas de transmisión de transnacionales.

Sus promesas abarcan hasta el 2025, año en que Bolivia cumplirá 200 años de existencia. El Presidente considera que en los próximos 16 años, Bolivia debería ser un país sin extrema pobreza, en el que prime el interés colectivo sobre el individual y capaz de resolver los problemas de educación, salud y deporte.

Postula también la soberanía científica y tecnológica, la soberanía comunitaria y financiera, sobre nuestros recursos naturales con nacionalización, industrialización y comercialización, la soberanía alimentaria, ambiental y marítima, que permita a Bolivia recuperar su mar cautivo.

Como puede advertirse, el Presidente no ha ofrecido ni el socialismo, al margen del socialismo latinoamericano, que es el único posible, ni un retorno al tahuantinsuyo, como exigen las ONG y los “pachamámicos”. Ha planteado un proyecto de país posible que ha dejado sin propuestas a los otros candidatos presidenciales, ampliamente derrotados en los comicios del 12 de octubre pasado.

Las metas señalas tienen, sin embargo, enormes obstáculos que obligarán a Evo a demostrar que es capaz de consolidar la unidad nacional y conducir acertadamente la economía no sólo en épocas de bonanza, sino de enormes dificultades que se avizoran en el horizonte inmediato, sobre todo por la disminución de precios de las materias primas.

El año 2019, entrará en vigencia un nuevo contrato (posiblemente por otros 20 años) de venta de gas al Brasil. Evo deberá discutir los nuevos precios ya sea con Dillma Rousseff o Aecio Neves. Ninguno de los dos tiene una disposición favorable hacia Bolivia, como acontecía con Lula.

Nuestra situación es más grave aún ni se considera que EEUU y Europa Occidental han iniciado una dura ofensiva contra los BRICKS (Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica) por haber puesto las bases de un nuevo sistema financiero, que limite la hegemonía absoluta de la Banca Mundial y sus paraísos fiscales. Ahora bien, en la medida en que Brasil sufra la ofensiva imperial, tratará de capear el temporal con imposiciones más drásticas sobre sus débiles vecinos.

Los organismos regionales de integración (MERCOSUR, UNASUR, CELAC y ALBA) no han podido pasar de efusivos discursos bolivarianos al control conjunto y coordinado de recursos estratégicos, como la minería, el petróleo, la Banca y la agricultura, en los que las transnacionales tienen dominio casi absoluto. A manera de ejemplo, la legislatura de Chubut acaba de entregar a la British Petróleum la explotación por 40 años de Cerro Dragón, el yacimiento más productivo de gas y petróleo de la Argentina.

De esta manera, en tanto los proyectos de integración liberadores se hallan estancados, los planes de dominación de EEUU, a través de la Alianza del Pacífico (Perú, Chile, Colombia, EEUU y México), han logrado importante avance con la des nacionalización del petróleo mexicano.

En consecuencia, Bolivia, para acercarse a su ambiciosa agenda patriótica del 2025, debe fortalecer su unidad interna, manejar con mayor responsabilidad su endeudamiento externo y usar de manera más responsable sus recursos económicos, lo que no siempre ha ocurrido en los años precedentes.