Reacciones críticas ante los Referendums sobre Estatutos Autonómicos

Somos Sur, 4 de septiembre de 2015

A pocos días del Referendum Autonómico surgen expresiones críticas en los diferentes departamentos donde se debe votar por los Estatutos Autonómicos Revise la información a continuación.

Indígenas marchan y exigen su inclusión en el Estatuto

Según estos pueblos, ningún ejemplar del estatuto paceño se distribuyó en sus comunidades y denunciaron que los asambleístas no socializaron nada.

Página Siete, 4 de septiembre de 2015

"¡Queremos inclusión!” Repetían  más de 300 marchistas pertenecientes a los pueblos indígena originario campesinos  de La Paz, quienes afirman que el estatuto paceño vulnera sus derechos y los discrimina. Denunciaron también que la campaña de socialización no llegó a sus comunidades.

La marcha se inició en la avenida Montes a las 10:00 con al menos 300 indígenas, pero a medida que recorrían el centro de la ciudad de La Paz varios ciudadanos se unían a ésta y apoyaban su solicitud.


En sus pancartas se leían mensajes  como: "¡Queremos estar en el estatuto; no al genocidio!” "Pedimos respeto al territorio ancestral, ¡inclusión!” "Rechazo al estatuto anti-indígena” "Si no incorporan nuestros derechos votaremos por el  no al estatuto centralista”.

marchaestatutoSegún el Tribunal Supremo Electoral (TSE), en La Paz sólo pueden hacer campaña por el sí el MAS, la CSUTCB y el Comité Cívico Pro La Paz; no se registró nadie para la campaña por el no.


"Estamos en democracia, nadie nos puede cerrar la boca”, manifestó Mario Quispe,  de Caquiaviri, quien justificó su impulso al rechazo.

La máxima autoridad de Jacha Suyu Pacajaqe, Patricio Apaza, argumentó que están disconformes con el documento porque se restringen sus derechos. "Nos levantamos  en rechazo del estatuto  porque algunos  pueblos no estamos incluidos”, dijo.

Pese a la lluvia, los indígenas de los suyus, markas, tentas, capitanías y otros, recorrieron la avenida 16 de Julio, donde muchos paceños se incorporaron con sus propios letreros de observación al estatuto. Luego ingresaron por la calle Loayza y llegaron hasta la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz.
 

Allí llamaron a los legisladores para saber por qué no se les distribuyó ejemplares del estatuto, pero nadie respondió. "Las bases no saben el contenido del estatuto, los asambleístas no han bajado a las provincias”, denunció la ejecutiva de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, Alicia Huanca.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz, Marin Sandoval, aclaró que incorporarán las observaciones de este sector y también del pueblo afroboliviano una vez que se apruebe el estatuto paceño, luego del referendo del 20 de septiembre.

Responsabilidad

Procesos  Los indígenas aseguraron que su exclusión es responsabilidad de los miembros de la anterior Asamble Legislativa Departamental de La Paz y de la actual, por lo que anunciaron procesos legales contra los legisladores. Además, indicaron que si se aprueba el estatuto demandarán el documento al Tribunal Constitucional Plurinacional.

Observaron 16 artículos del estatuto paceño

Desde hace dos meses, al menos 16  pueblos indígena originario campesinos observaron 16 artículos del estatuto paceño, solicitaron incluir sus observaciones a los actuales legisladores departamentales, pero no obtuvieron respuesta alguna.

Una de sus observaciones fundamentales es el respeto al término compuesto, pueblos y naciones indígena originario campesinos, debido a que en el estatuto  se divide con una "y” (entre originarios "y” campesinos) el concepto establecido en la Constitución Política del Estado.

 "Se mencionan varios idiomas, pero se establecen sólo tres oficiales. ¿Y los idiomas de los indígenas del trópico, de tierras altas y de tierras bajas?”,  reclamó la máxima autoridad originaria de Marka Ulloma, Bernabé Ichuta.

Este sector exige que se incorpore la ubicación explícita de sus territorios; políticas y programas de salud y de educación a favor de estos pueblos; su representación dentro de la Asamblea Legislativa Departamental; demandan creación de empresas comunitarias para su economía, entre otros. "No  están claras las políticas que nos favorecen”, lamentó Ichuta. 

En aquella oportunidad, los indígenas enviaron sus observaciones incluidos los reclamos del pueblo afroboliviano, debido a que éste último no tiene ningún derecho reconocido en el estatuto Autonómico

Departamental de La Paz.

Sin embargo, estas observaciones llegaron a la Asamblea -junto con las del gobernador Félix Pátzi- pero ésta lo derivó a la Comisión Jurídica y hasta la fecha no se registraron los avances para su tratamiento.


Surge plataforma ciudadana que critica proyecto de Estatuto Autonómico Cochabambino

Dicen que el estatuto que irá a votación no es el mismo que fue consensuado durante once meses. Sería un documento "de contrabando".

ANF,  31 de agosto de 2015

Un grupo de 200 ciudadanos cochabambinos se reunieron para analizar las recientes semanas el proyecto de estatuto autonómico del departamento de Cochabamba, que será sometido a referéndum el próximo domingo 20 de septiembre.

foroEntre las entidades convocantes estaba Libre Pensamiento para Bolivia, la Sociedad de Geografía, Historia y Estudios geopolíticos y la Unión Nacional de Poetas y Escritores. La primera entidad es una agrupación ciudadana fundada por la expresidenta de la Cámara de Diputados, Rebeca Delgado.

Tras invitar a los mismos proyectistas del estatuto, los asistentes emitieron un pronunciamiento en que lamentan que no se pueda hacer campaña por el No de manera libre, sino que haya habido la obligación de registrarse para ello. Ello sería, afirman, un atentado contra la libertad de expresión y las posibilidades de un debate libre e informado.

Pero la denuncia más importante que hacen es que el proyecto de estatuto puesto a consideración de los electores no es el mismo que fue consensuado en 2010 entre 25 instituciones a lo largo de once meses de persuasión y análisis.

En otro punto, los firmantes señalan que el estatuto no permitirá una autonomía plena, porque no establece la generación de ingresos ni su distribución a través de instituciones propias. Ello lo pondría al servicio de un poder hegemónico, presupone el texto.  Por otra parte, el estatuto no garantizaría la transparencia y el control social, a fin de fiscalizar la gestión pública.

Los autores del manifiesto lamentan que el estatuto carezca de un "régimen de minorías", que considere a pueblos como los yukis o los yuracarés.  Finalmente la platafoma rechaza la exclusión de la carta magna departamental de un régimen de recursos naturales, hídricos, de la biodiversidad, energía, hidrocarburos, minería y medio ambiente.

En Cochabamba, ninguna institución se registró para hacer campaña por el No. No sucede lo mismo en Potosí, departamento donde el propio Comité Cïvico se encuentra buscando el rechazo al documento sometido a reférendum. En La Paz, el gobernador Félix Patzi ha hecho críticas similares al estatuto, aunque no hará campaña en su contra.


 CÍVICOS POTOSINOS TIENEN 52 OBSERVACIONES A ESTATUTO 

Comcipo hace campaña por el "No" en provincias

Correo del Sur, 1 de septiembre de 2015

Los miembros del Comité Cívico Potosinista (COMCIPO) están en desacuerdo con 52 disposiciones incluidas en la propuesta de estatuto autonómico de ese departamento, que será sometido a referéndum el 20 de septiembre. Por ello realizan visitas a distintas poblaciones para informar sobre las observaciones al documento.

comcipo2El presidente de Comcipo, Jhonny Llally, señaló en radio Panamericana que "se inscribieron en el Tribunal Electoral Departamental (TED) para decir No al estatuto porque no es favorable. Tenemos 52 puntos que hemos observado y, ya viendo artículo por artículo, hay 29 artículos que ha observado el Comcipo (...); entonces, estamos rechazando el estatuto autonómico departamental".

Informó que durante la entrevista radial estaba de retorno a la ciudad de Potosí, tras haber recorrido la población de Llallagua, donde se reunió con organizaciones y pudo estar presente en algunos medios de comunicación para informar la posición cívica. También acudirá a Chaquí y Tarapaya ya que "en las provincias prácticamente no conocen sobre este estatuto".

Llally también manifestó su preocupación porque el TED no realizó la distribución gratuita del estatuto para que se conozca el documento. "El Comité Cívico ha pedido 5.000 ejemplares para llevar a las provincias, lamentablemente no nos han querido facilitar, nos hemos encontrado, en las oportunidades que hemos ido, con escritorios vacíos (...)", dijo.

Comcipo rechaza el estatuto y lo considera "centralista" porque no establece a Potosí como domicilio legal de las empresas que extraen recursos naturales de esa región, entre otros cuestionamientos.

Video de COMPCIPO y su campaña por el "NO"


 

Comunicado del Partido de los Trabajadores

Rechazar el referéndum del 20 de septiembre con un contundente NO

ptbolivia

1.- Debe estar claro que el proceso que impulsa el gobierno del MAS para aprobar los Estatutos Autonómicos en La Paz, Oruro, Potosí y Cochabamba, está en consonancia con el proceso autonomista impulsada por los neoliberales, cuyo único objetivo es potenciar al Estado Capitalista Boliviano, dando ciertas facultades a las élites regionales (autonomías departamentales, regionales e indígenas). Con estas reformas estatales, la burguesía boliviana, intentaba cerrar los reclamos regionales frente al desigual desarrollo de Bolivia, y el surgimiento de zonas económicas fuertes y alejadas de la sede de gobierno (Santa Cruz), donde se explota el gas y el petróleo (Tarija, Chuquisaca)

2.- Este proceso de “descentralización”, coincide con los reclamos de los pueblos indígenas, que a estas alturas han abandonado en sus vertientes más radicales, el pedido de autogobierno y formación de nuevos estados nacionales, por las famosas autonomías indígenas y regionales. El pedido de la formación del Kollasuyu ha dado paso a la municipalización de estos reclamos, a la formación de municipios indígenas o al intento en algunos caso de autonomías regionales. El indigenismo clásico y el indianismo, han terminado potenciando y fortaleciendo al estado capitalista, en el intento de administrar pequeños presupuestos en el marco de los “objetivos” que se traza el gobierno central, han quedado reducidos en las pugnas por el control del municipio (al que folklóricamente ahora le han aumentado el apelativo de indígena).

3.- El llamado, “golpe cívico prefectural”, que enfrento a un sector de la burguesía agroexportadora con el gobierno de Evo Morales, fue una contradicción dentro de las filas burguesas, la derrota que sufrió esta fracción burguesa, con su aventura separatista y la masacre que propicio en Porvenir, no cerro la reivindicación autonomista. El MAS, y su proyecto luego de lograr acuerdos con esta fracción de la burguesía opositora, profundiza ahora las reformas al estado. (Estado plurinacional es meramente un apelativo sin significancia). El gobierno es el MAS interesado en que este 20 de diciembre gane el Si en el referéndum autonomista.

4.- Los estatutos autonómicos que serán votados este 20 de septiembre, tienen un nudo central, son el intento del MAS por aplicar a nivel departamental, los elementos de la Constitución del Estado Plurinacional, son en algunos casos una mala copia de esta constitución derechista y pactada entre el MAS y las oligarquías locales. Bajo ninguna óptica, garantiza el acceso a una salud y educación para todos (no está garantizado la gratuidad de estos servicios, borraron este concepto de la Constitución y de los estatutos que se votaran), a lo sumo se convertirá como ya lo han señalado varios analistas, en burocracias que necesitaran de fuentes de ingresos y para eso han sido facultados para crear nuevos impuestos, a nivel departamental.

5.- El MAS, ha tomado como una de las tareas fundamentales, el imponer estos estatutos, no le interesa como se señala que habrá poca afluencia de votantes, que de entrada la Corte Suprema Electoral (“renovada”) haya tenido que imponer maniobras para impedir el ejercicio de la libertad de expresión (se regimentó de manera mañuda y al estilo neoliberal, la posibilidad de que existan voces disidentes contra la aprobación). El propio gobierno le ha dado un carácter plebiscitario a estas elecciones. Antesala del referéndum re re electoral de Evo Morales (que por desesperación proyectan sea de manera inmediata, diciembre o enero del 2016). Peligrosamente, frente a la tendencia de superación de este populismo de patas cortas en las ciudades, el gobierno propicia en estos Estatutos, el sobredimensionamiento de la presencia del área rural ( en la asamblea legislativa departamental), error dado que el impulso del desenvolvimiento capitalista siempre tiene como eje las ciudad (principales o intermedias).

6.- Por los medios, estas elecciones del 20 de septiembre, serán la antesala a lo que los propios derechistas del MAS han definido como la madre de todas la batallas, el intento para perpetuar una o dos gestiones MAS a Evo Morales Aima. Saben muy bien que existe una tendencia marcada entre las y los trabajadores del Occidente del país que cansados de la corrupción de este gobierno (FONDIOC, barcazas china, clanes familiares, etc), que han comprobado en su experiencia el carácter pro capitalista y anti indígena del MAS (son diez años en el ejercicio del poder). Que frente a la crisis capitalista, como lo hizo en su momento Victor Paz Estensoro, pide a los bolivianos ajustarse los cinturones. Que en ese panorama, el régimen nacionalista ha entrado en un proceso de agotamiento político.

7.- En este panorama, para las y los trabajadores, está más urgente potenciar una alternativa política revolucionaria. Un Partido de los Trabajadores, con carácter revolucionario. Y de manera contundente este 20 de septiembre, votar NO, a los estatutos derechistas del MAS. Las voces, que propugnan un voto blanco o nulo, solo muestran el apego y subordinación a la legalidad burguesa por algunas corrientes políticas caducas.

El Partido de los Trabajadores, del Departamento de La Paz, llamamos a votar este 20 de septiembre, con un contundente No.

Por el Partido de los Trabajadores (La Paz)